08 septiembre 2010

Un grito de amor desde el centro del mundo de Kyoichi Katayama

Sinopsis: La conmovedora historia de amor que ha enamorado a millones de lectores de todo el mundo.

Sakutarô y Aki se conocen en la escuela de una ciudad provincial de Japón. Él es un adolescente ingenioso y algo sarcástico. Ella es inteligente, hermosa y popular. Pronto se convierten en amigos inseparables, hasta que un día, por primera vez, Sakutarô ve a Aki con otros ojos, y la amistad cómplice se transforma ineludiblemente en una pasión arrebatadora. Ambos viven una historia capaz de trastocar los sentidos y borrar las fronteras entre la vida y la muerte.

Un grito de amor desde el centro del mundo es la novela japonesa más leída de todos los tiempos.

Opinión: Es un poco extraña la forma en que está narrado el libro, muy poco cercana, supongo que al ser el primer autor japonés que leo, ciertos aspectos me resultan totalmente nuevos y extraños, no en un mal sentido, sino sólo diferentes.

La historia es bastante sencilla, Sakutarô es un estudiante de instituto que conoce a Aki un día en el que tienen que visitar a un compañero de clase enfermo. Así poco a poco inician una gran amistad, él encuentra alguien con quién hablar y ella consigue un buen amigo. Pasa el tiempo y esa amistad va cambiando, evoluciona hacia algo más, con pequeños actos ridículos propios del momento ‘me gusta pero no lo reconozco’.

Eso sí, la historia tiene cambios temporales que resultan un tanto desconcertantes, llegan sin previo aviso, en un momento estás con Sakutarô hundido en la tristeza y al siguiente nadando en la felicidad junto a Aki. El que toda la trama esté casi totalmente centrada en Sakutarô y Aki hace que eche en falta a más personajes y algo menos de reflexiones de parte del protagonista, porque a veces me resultaba un poco pesado. Además de que los protagonistas no cambian, ya pueden pasar los años que siguen siendo exactamente iguales que al principio.

Aunque tengo que decir que es una historia preciosa, un amor a la japonesa contada con un estilo, quizá, demasiado frío y distante, y es que a pesar de ser un drama, yo la verdad es que no he sentido nada en cuanto a los personajes o la historia en sí. Y es que también tiene un trasfondo bastante filosófico a mi parecer, cargado de frases que parecen pensadas al detalle, que buscan la perfección, más que llegar al lector.

Es que no me imagino lo que debe ser no estar en este mundo. Te da una sensación muy rara eso de pensar que tu vida tiene un límite. Ya sé que es algo natural, pero nosotros vivimos sin pensar que son naturales las cosas que lo son.

Este es un amor sencillo, que oculta, tras esta sencillez, una historia profunda y triste, un dramón en toda regla.

Sin duda repetiré con otro autor del país del sol naciente, ya que ese estilo frío y distante, con esa búsqueda de la perfección en frases cortas y sencillas no me disgusta del todo. Y aunque me quedo un tanto… indiferente, quiero probar otra vez.

Puntuación: 7,5

5 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo contigo. No era el primer autor japonés que leía (antes probé con Murakami y me enamoré de él!), y aunque me encantan los dramas juveniles y esta historia es preciosa, le falta algo. Los personajes no llegaron a trasmitirme ese algo para terminar de empatizar con ellos. Se me saltaron las lágrimas con el final, y en general el libro me gustó bastante, pero no me marcó, y tenía todos los ingredientes para hacerlo. Además, tardé bastante en leerlo pese a que es cortito, porque no me enganchó desde el principio. Creas o no, le quita un poco la gracia saber que va a pasar desde la primera página....

    Un besote! :)

    ResponderEliminar
  2. Ya son varias las reseñas que he leído y dicen que es un buen libro, pero poco cercano. No soy muy amiga de las narraciones frías y distantes, pero me llama el libro, así que no descarto leerlo en algún momento :)

    ResponderEliminar
  3. A mí me gustó mucho, aunque también es cierto que la literatura japonesa es mi favorita. Eso sí, no creas que todos son iguales, es un poco tópico eso de que los escritores japoneses son frios, hay de todo, dependiendo del autor o de la época que leas. Hay que tener en cuenta que Japón es un país, así que sería un poco como decir que todos los escritores españoles son de tal manera. Si quieres probar con otros en mi blog suelo reseñar muchos libros orientales, aunque mis autores favoritos son Soseki, Kawabata y Mishima, pero hay muchísimos y muy buenos. Bsos!

    ResponderEliminar
  4. A mí me gustó bastante ese libro, de hecho, hasta hace poco, incluso lo recomendaba... eso sí, creo que le dieron demasiadas expectativas y luego bueno, esun buen libro, pero no creo q llegue a ser un "gran" libro... De todas maneras... yo tb era el primer libro q leía de un autor japonés y bueno...

    Por cierto, bonito blog. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Cortito y ligerito, pero tiene una magia este libro. A mi me encantó... También he de reconocer que... literatura japonesa es una de mis favoritas, voy intercambiando: una de francesa, una de japonesa, una de "varia" , etc:)

    Como te ha gustado ese de Kyoichi y quieres probar algún otro autor, te aconsejo, aparte de nuestro querido Haruki Murakami:), que leas algo de Banana Yoshimoto. "Kitchen" sería una buena opción para el primer encuentro con Banana. Creo que te encantaría;)

    ResponderEliminar

Deja esas letras tuyas en este mundo extraño... :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...