06 agosto 2010

Ser yo es un asco de Kimberly Pauley

Sinopsis: Porqué ser yo es un asco:

1. Mis padres son unos bichos raros. Sí, ya lo sé, todos los adolescentes decimos lo mismo, pero yo tengo motivos. Mis padres son unos bichos raros chupasangres: ¡son vampiros!
2. Como si ir al instituto no fuera ya suficientemente malo, ahora encima tengo que asistir a clases de vampiros con un grupo de tíos raros que quieren beber sangre.
3. Y, además, soy incapaz de terminar una frase cuando estoy en presencia de algún chico guapo (p.ej. Nathan, quien probablemente crea que sufro algún tipo de trastorno del habla).
4. Y no puedo contarle nada de esto a mi mejor amiga, Serena.
5. ¡Pero lo peor de todo es que ahora absolutamente Todo el Mundo va a enterarse de lo que ocurrió cuando mis padres me obligaron a decidir si quería convertirme en vampiro o no! Por favor, no leáis este libro. ¡Qué vergüenza!

Opinión: Hace tiempo que me alejo todo lo que puedo de historias de vampiros, pero este libro parecía diferente. A pesar de que no resultó ser muy diferente de otros en lo referente a los vampiros la historia sí que es, en cierto modo, original.

Mina Hamilton es una chica normal, más o menos, todo lo normal que se puede ser cuando tus padres son vampiros. Va al instituto, nunca ha tenido citas de verdad, y está loca por Nathan, un chico de su instituto que a sus ojos es increíble.

Los vampiros tienen recomendado no vivir más de diez años en un mismo sitio, pero los padres de Mina se han pasado del plazo, por ella, y el consejo de vampiros les ha pillado y lo peor de todo es que han descubierto a Mina. Ningún humano puede saber de la existencia de los vampiros y mucho menos vivir con ellos.

Ahora de repente se encuentra en una situación muy extraña. Desde siempre ha sabido que sus padres son vampiros, además de su tío Mortie, pero nunca pensó que tendría que decidir convertirse o no en uno de ellos y para liarlo más aún tiene sólo un mes para hacer su elección. Un mes en el que deberá asistir a clases de vampirismo, donde incluso hará nuevos amigos y algún enemigo. Conocerá a Aubrey, el sueño de todas las chicas y que por alguna razón parece estar interesado en ella, y a George, simpático y amable, aunque parece que no soporta a Aubrey. Aún así tendrá a Serena, su mejor amiga, que siempre está a su lado.

Sin embargo no todo es malo, en clase de literatura le ha tocado como compañero Nathan, quién además la invita a salir con sus amigos, los chicos más populares del instituto. George se convertirá en uno de sus mejores amigos y Serena cambiará totalmente su estilo de vestir, algo que lleva deseando mucho tiempo. Su vida está dando un giro totalmente inesperado. Pero la vida sigue y el tiempo está corriendo, tiene que decidir pronto, ¿qué hará Mina?

Para algunos puede que sea una decisión fácil pero no para ella. ¿Acabará convertida en vampiro?

La historia en sí es interesante, pero el cómo se desarrolla no me gusta demasiado. A veces parece que se precipitan los acontecimientos, sobre todo al final. Pero es en ciertos puntos bastante original y sorprendente, aunque predecible. En ciertas ocasiones todo ese lío del padrino y los vampiros resulta un poco siniestro y, a la vez, divertido. Aunque no lo parezca también es una historia de amor, bastante ligerita y nada empalagosa, pero tierna de algún modo. El ver cómo evoluciona lo que al principio parecía un cuadrado amoroso es, a veces, un poco raro y algunos personajes resultan poco creíbles.

El aspecto vampírico está en un segundo plano, no son lo más importante aquí. Sólo es el algo en el que podría convertirse. La excusa para esta historia. Casi todos los aspectos se desarrollan en el mundo humano, rozando el mundo de los vampiros en contadas ocasiones. Aunque hay algunos sucesos y la forma de actuar ciertos personajes que resultan del todo desconcertantes.

Está narrado por Mina, así pues es en primera persona, lo que hace que entiendas muchas veces el por qué de ciertas decisiones. El gran dilema que tiene, elegir entre su familia y sus amigos y sus cambios repentinos de opinión. No son de mis libros favoritos los que se narran de esta forma, porque casi siempre acabo odiando al protagonista, pero esta vez no, tampoco es que me encante pero no la odio. La autora consigue plasmar, no perfectamente, pero si acercándose mucho, la juventud, con sus maneras y expresiones. Con un estilo tirando a muy sarcástico y, por momentos, divertido. De alguna forma me recuerda a mi misma a pesar de que algunas frases eran un poco raras. Me hizo bastante gracia el que a toda persona que no le agradaba demasiado le acababa poniendo un mote, porque yo siempre lo hago v.v pero sé que no soy la única ¡eh!

Lo terminé en un día, a lo que supongo que ayudó ese ritmo acelerado que lleva, pese a que tiene una letra un tanto enana. La edición es monilla, al principio de cada capítulo tiene un dibujo suyo y aclara algunos mitos sobre los vampiros comparándolos con la realidad. Tiene chats por ahí en medio. Incluso al final de algunos capítulos hay listas (le encantan las listas a esta chica, hace listas con todo) con nuevas razones por las que su vida es un asco.

En definitiva es un libro entretenido, algo predecible pero muy agradable. No es una historia para morirse pero te hace pasar un buen rato, algo corta eso sí. Pero si quieres una historia de adolescentes, vida de instituto, dilemas, líos, fiestas y con algún toque sobrenatural, éste es el que buscas. Y con estos calores ¿quién no quiere quedarse una tarde en el sofá con un helado en una mano y con un libro en la otra?

Puntuación: 6

2 comentarios:

  1. A mí este libro me gustó mucho, me pareció divertido y fresco, y me encantó la ironía constante de la prota xD

    Tengo ganas de leer su continuación, aunque el final fuera cerrado ;)

    ¡Un saludo! =P

    ResponderEliminar
  2. Pues la verdad es que suena bastante divertido y original ^^

    Nos leemos!

    ResponderEliminar

Deja esas letras tuyas en este mundo extraño... :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...