11 agosto 2010

Por trece razones de Jay Asher

Sinopsis: No se puede detener el presente, ni tampoco rebobinar el pasado. El único modo de llegar a conocer el secreto… es darle al PLAY.

Clay Jensen es un adolescente como cualquier otro que encuentra, al llegar un día a casa, una misteriosa caja sin remitente dirigida a su nombre. El contenido no es otro que una serie de cintas de grabación, siete en total, que parece haberle enviado Hannah, una compañera de clase que no hace ni dos semanas que se ha suicidado. A pesar del desconcierto que supone volver a oír la voz de Hannah, Clay descubrirá que son trece las razones por las cuales ha decidido quitarse la vida, trece caras de cassete y que, por ello, son trece las personas que deben escucharlas. Él es una de ellas. “Es un juego muy sencillo: primero las escuchas, luego las pasas” dice Hannah en la primera cara.

¿Qué razones son esas y qué tiene que ver él con ellas? A lo largo del día, Clay se irá obsesionando con las grabaciones y hasta recorrerá la ciudad con un mapa que ella misma le ha proporcionado. Pero he aquí un viaje distinto del esperado, un viaje donde el punto de llegada es precisamente el mismo que el de partida y en el que solo hacen falta unos nuevos ojos para verlo todo como por vez primera. Hannah irá desgranando poco a poco su vida en un intento de poner de manifiesto las consecuencias, grandes o pequeñas, de las cosas que hacemos y dejamos de hacer, y que cambian el mundo a veces sin darnos cuenta.

Opinión: Hace tiempo que tenía ganas de leer este libro, tenia unas expectativas muy altas y la verdad es que no me ha decepcionado. No es como me lo esperaba pero ha cumplido. El título y la sinopsis me llamaban a gritos y la imposibilidad de encontrar el libro me llevo a desearlo incluso más que antes. Por eso en cuanto lo tuve y conseguí algo de tiempo, me lo leí en una sola noche. (Y al día siguiente no había manera posible de levantarme xD)

La sinopsis lo deja bastante claro, así que no voy a añadir mucho más. A Clay le llega un paquete un día y emocionado lo abre, lo que encuentra ahí lo deja un poco atónito, siete cintas que no sabe de dónde han salido. Se propone empezar a escucharlas pero al darle al play y encontrarse otra vez con la voz de Hannah su día cambia por completo. Trece historias que escuchar y que sólo les interesan a los implicados, pero hay dos reglas en este juego y hay que cumplirlas, de lo contrario todo el mundo se enterará de las razones que llevaron a Hannah a tomar esa terrible decisión.

Las reglas son muy sencillas. Solo hay dos. Regla número uno: tú escuchas. Número dos: lo pasas. Con suerte ninguna de las dos será fácil para ti.

Me gusta más la idea de este libro que el desarrollo final. Es un libro que trata más sobre cómo afectan nuestros actos a otras personas que sobre el suicidio en sí. Las razones de Hannah para suicidarse, en parte, me parecen un poco... hmm no sé cómo definirlas, simples quizá. Pero es mi visión exterior. Así que en eso no me puedo meter. Como ella misma dice, todo empieza con una pequeño incidente que inicia la bola de nieve, pero como toda bola de nieve crece y crece sin parar, hasta que se le hace insoportable. Hannah le da demasiada importancia a cosas que, desde mi punto de vista, no la tienen tanto, pero a cada persona ciertos actos les dañan de diferente manera, así que supongo que esta vez puede parecer posible y aceptable ya no tanto creíble, porque se muestra a una Hannah que se viene abajo por irrisorios episodios de su vida que, si se miran todos juntos y te paras a analizarlos, si que pueden parecer más graves de lo que son, pero sigo sin verlos como razones de peso para hacer lo que hizo.

Al sentirse bastante sola, en un pueblo nuevo donde se había ganado una reputación no deseada, la traición de los que creía amigos, problemas familiares y la insustancial gente que la rodea en su vida diaria, le da mucha importancia a cualquier suceso en su vida, lo que para mala suerte suya, siempre parecen ser malos o terribles y acaban tirando su mundo. Hannah se presenta como una persona débil, a veces muy dramática, a la que le cuesta abrirse y confiar en la gente, ya que siempre que lo ha hecho, esas personas se han vuelto contra ella. Sin embargo al ir escuchando las cintas conocemos a una Hannah que una vez fue diferente, alegre, divertida, una chica feliz.

Aunque no me lo propusiera esta historia me atrapó desde la primera página, la narración es simple, pero la combinación de dos historias, cada una contada por un narrador distinto, Hannah y Clay, es magnífica. Llegué a obsesionarme con la historia tanto como Clay, quería conocer sus razones, y acompañarlo en ese viaje a través de las cintas, compartir su frustración, su ira, sus dudas. Ir descubriendo con él a la verdadera y oculta Hannah, conocer la realidad de su vida, explorar la ciudad, encontrar la verdadera cara de mucha gente es apasionante. A pesar de que no me gustara la idea de que Clay recibiera las cintas, creo que fue el personaje adecuado para contar la historia, quizá porque era alguien especial y diferente.

Justo en aquel momento, en aquel cuarto, al darme cuenta de que nadie sabía la verdad de mi vida, mi opinión sobre el mundo se vio sacudida.

Es una novela que refleja bastante bien la frustración que pueden sentir los jóvenes, y no sólo ellos, por hechos, quizá, aislados de su vida a los que, a ojos de otra persona pueden parecer insignificantes, pero para ellos tienen mucho valor. Me llevaron a preguntarme a mi misma el cómo hablar o actuar sin pensar pueden ejercer en otra persona algún efecto. Nunca se sabe lo que puede provocar algo que hemos dicho o hecho. No hay humor o alegría en estas páginas, es una historia triste y emotiva que llegará para quedarse en tu mente, que te hace pensar en muchas cosas, pero sobre todo te lleva a darte cuenta de que hay ciertas cosas en la vida, que muchas veces se pasan por alto, a las que habría que ponerles un poquito más de atención.

Cuando llegues al final de estas cintas, [...], espero que entiendas el papel que has tenido en todo esto. Porque ahora podría parecer un pequeño papel, pero importa. Al final, todo importa.

Puedo decir, con bastante claridad, que este libro trata los conflictos de una persona en una difícil etapa de su vida y ayuda a ver el impacto que pueden tener los actos de una sobre otra, con una historia profunda y una escritura sencilla, logra acercarse al lector y dejarle una huella. Sólo me queda por decir que, si no tienes este libro, lo consigas y lo leas, porque no decepciona.

Puntuación: 8,5

~ Gracias a la Editorial Ámbar ~

7 comentarios:

  1. ¡Quiero este libro! Le tengo encargado, a ver cuándo me llega. Buena reseña :)

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Lo tengo en mi estantería pidiendome a gritos que lo lea. A ver si tengo tiempo ^^

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Este libro es demasiado drama para mí, así que no tengo intención de leerlo ;)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. Leí este libro hace un año y me encantó *O*
    Una historia original, bien narrada y que hace reflexionar ^^

    ¡Besos! :)

    ResponderEliminar
  5. tu blog es genial.¿afiliemos,te sigo y me sigues?es en ingles pero ay traductor en la pagina.si te animas avisame..
    http://checktheseblueskiesout.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. este libro tengo muchísimas ganas de leérmelo jeje

    ResponderEliminar
  7. Le has puesto muy buena nota...

    Yo le tengo a medias, pero me está gustando bastante.

    A ver el final, aun me quedan unas cuantas cintas..

    ResponderEliminar

Deja esas letras tuyas en este mundo extraño... :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...