05 julio 2010

La Bestia de Alex Flinn

Sinopsis: Una bestia. No soy exactamente un lobo, ni un oso, ni un gorila, ni un perro, sino una criatura nueva y horrible que camina erguida. Una criatura con colmillos y garras y con pelo en todos los poros de mi cuerpo. Soy un monstruo.

¿Crees que esto es un cuento de hadas? Para nada. Sucede en Nueva York y sucede ahora. No es una deformidad, ni tampoco una enfermedad.

Y me quedaré así -condenado- a menos que pueda deshacer el hechizo.

Sí, el hechizo que me lanzó la bruja con la que iba a clase de inglés. ¿Por qué me convirtió en una bestia que se oculta durante el día y sale a merodear por las noches? Te lo contaré. Te contaré cómo solía ser Kyle Kingsbury, el chico que te gustaría ser, con dinero, el físico perfecto y la vida perfecta. Y después te contaré cómo me convertí en la perfecta... Bestia.

Opinión: Un cuento moderno de la Bella y la Bestia ambientado en Estados Unidos y con una trama muy buena, unos personajes bien desarrollados. Se adapta muy bien a la historia conocida esta nueva ambientación, puede que tenga partes que me hayan resultado algo aburridas, pero logró engancharme y hacer que pase una buena tarde leyéndolo.

Kyle Kingsbury va a un instituto privado y de élite en Nueva York, donde lo que más importa es el dinero que se tenga y el atractivo, sin eso no eres nadie. Pronto es el baile del instituto y él se prepara para ir con la chica más guapa del lugar, pero además también invita a una chica muy extraña a la que no recuerda haber visto nunca, Kendra, una chica con el pelo verde, gorda y de aspecto, según él, horroroso. Lo único que quiere es gastarle una broma a la pobre chica, pero resulta que ella no se lo toma a mal, sino que le lanza una advertencia que no puede sacarse de la cabeza a esa chica y su extraño comportamiento.

Vuelve a casa después de un lío con su cita y descubre en su habitación a Kendra, lo primero que piensa es que ha venido a vengarse, pero ¿cómo pudo entrar en su habitación? ¿será peligrosa? Y tanto que lo es. Es una bruja y mientras le hace ver que su falta de amabilidad con la gente que no es como él y su forma de actuar, cruel y despiadadamente, le hacen estar podrido por dentro: ser como una bestia, convirtiendo su aspecto exterior igual que el interior, horrible. Pero hay algo que Kyle hizo hace poco, fue bueno con alguien a quien rechazaría sin pensarlo dos veces, y eso le da una segunda oportunidad. Tiene dos años para romper el hechizo de castigo y lo que tiene que hacer es encontrar a alguien que lo quiera más allá de su aspecto y él también deberá querer a esa persona, y para demostrarlo tendrá que sellar ese amor con un beso.

¿Podrá Kyle romper la maldición? ¿Logrará enamorarse y encontrar a alguien que lo quiera a él como es, sin importar su aspeto?

Sabemos que sí, conocemos la historia y todo esto lo conseguirá, pero la manera en que se desarrolla todo hace que a veces dudes de si tendrá el final que supones. Durante todo el libro esperas que ocurra aquello pero ese momento parece que nunca llega, la tensión romántica entre los protagonistas esta muy bien llevada, me gusta cómo va cambiando casi sin darse cuenta y cómo descubre Kyle que esta enamorado, amor de verdad, pero por ciertas circunstancias tiene que dejar ir a su amor, incluso resulta creíble su relación.

Kyle ahora vive solo en una casa en Brooklyn que su padre ha comprado para mantenerlo oculto, después de recorrer todo el país buscando algún especialista que logre revertir los efectos del hechizo. También le acompañarán en esa vida casi solitaria, un tutor ciego y el ama de llaves que se encarga de todas las tareas de la casa.

Es un libro muy recomendable si quieres sumergirte en un cuento de hadas a la moderna. La historia sigue el hilo del cuento original, es previsible y el argumento flojea por momentos, tiene magia y un final feliz. A lo largo de la historia descubrimos que Kyle es así porque es lo que conoce, lo que le han enseñado a ser y lo acompañaremos en su viaje a la verdadera transformación. Como se ve no hablo nada de la chica de la que se enamora Kyle, es el personajes que menos me ha gustado, es... no sé si muy inocente o qué, porque lista es bastante, pero es de ese tipo de protagonistas tontas y monillas a las que es muy difícil apreciar. Tiene un final con sorpresa y todo, nunca me imaginé que pasaría aquello pero es lo que pone emoción a la cosa. Pero lo mejor de todo fue conocer la historia desde el punto de vista de la Bestia y las conversaciones del chat de ayuda, qué alegría me lleve al reconocer a otros tantos personajes de cuentos de mi infancia.

Puntuación: 7,8

4 comentarios:

  1. Me gustó muchísimo esta novela! Espero con ansia la próxima de la autora, a ver que cuento pasa a la era moderna xD

    un saludo
    Dácil

    ResponderEliminar
  2. Qué ganas tengo de leerla!! al principio no sabía muy bien pero con todas las reseñas que estoy leyendo últimamente y la película tan cerca, está claro que sí, o sí. Si puedo hoy me hago con él ;) besos! gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  3. olaa
    a mi me gusto mucho esta novela.el siguiente libro de la autora es de la misma linea,pero de la bella durmiente
    espero con ansias leerlo
    bss

    ResponderEliminar
  4. Esque Alex Flinn no supo darle vida a Lindy. Se quedo siendo un personaje ficticio, no supo descriirlas de manera que pareciera... real. Y el personaje que más admiré de esta novela fue Kendra. Ella es la heroína -heroína, el héroe es Kyle- de la historia. si ella no hubiese hechizado a Kyle, hubiera seguido siendo un cretino. Mi personaje favorito de esta novela.

    ResponderEliminar

Deja esas letras tuyas en este mundo extraño... :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...