22 julio 2010

El dragón de Su Majestad de Naomi Novik

Sinopsis: Vuela a lomos de un dragón y combate en la fuerza aérea más poderosa de la Historia.

El capitán Will Laurence sella su destino al capturar el precioso cargamento de la fragata Amitié. El tesoro es un huevo de dragón imperial, regalo del emperador chino a Napoleón. Cuando la fantástica criatura salga del cascarón, elegirá al capitán como su criador. Éste pronto descubrirá que entrenarlo es una aventura fascinante y juntos protagonizarán momentos decisivos en la Historia de Europa...

Opinión: He de empezar diciendo que me encantan los dragones, me declaro fan incondicional, desde pequeña siempre han sido los animales mitológicos que más atraían mi atención. Y encontrarme semejante trama en torno a los dragones y en una época pasada, con una realidad alternativa no hizo más que endulzarme la vista y la imaginación, y de qué manera. 
Hace mucho tiempo que no me ocurría, ser absorbida de esa manera por un libro después de tanto tiempo es la mejor sensación que me ha dejado éste. Por lo que ahora estoy en ese estado de euforia en el que necesito hacer saber a todo el mundo lo bueno que es este libro. 

Nos vemos inmersos en una batalla en alta mar, contra un gran barco francés, donde sale victorioso el bando inglés. Capturan aquel navío y al revisar su interior a todos sorprende lo que allí encuentran. Un huevo de dragón a punto de eclosionar. Así pues, como está mal visto entre los marinos la vida de aviador, se sortea en quién se tendrá que hacer cargo del dragón, ponerle el arnés y abandonar su vida en el mar. Pronto llega el día en que el dragón ha de salir del cascarón, toda la tripulación se acerca a ver el proceso y los intentos fallidos del encargado de ponerle el arnés, ya que el dragón le ignora totalmente. Mientras su capitán se lamenta por las consecuencias que aquello puede tener (un dragón tan valioso como aquél, sin arnés y salvaje, podría acarrearle muchas represalias), el dragón pasea por el barco mirando a cada uno de los marineros para establecer contacto con Will Laurence, el capitán, porque sí, los dragones hablan desde que rompen el cascarón.

Pasado el desconcierto inicial, Laurence convence al dragón para que se ponga el arnés y después alimentarlo. También le pone un nombre, Temerario. Así también se da cuenta de que, para él, se ha terminado la vida sobre las aguas y que de una manera que no se esperaba todo ha cambiado. Ahora tienen que ir a tierra y presentar el informe sobre lo ocurrido. Será relevado de su cargo y tendrá que cuidar de aquel dragón hasta que se decida que hacer con él. 
Tres semanas de largo viaje en el que Laurence dedicará casi todo su tiempo al dragón, y le cogerá mucho cariño, hasta perderá esa nostalgia de saber que pronto abandonara la Armada, encontrando en él a un amigo.  Y ahora deseando conocer qué le depara el futuro junto a una criatura como esa, que para alejarse de la normalidad come pescado y le gusta nadar y que resulta ser un dragón imperial chino.

La historia nos traslada a Inglaterra y a una Europa colmada de guerras, durante la época de las conquistas de Napoleón. Así pues tenemos guerras napoleónicas con dragones, y una visión de la historia alternativa perfectamente hilada que hacen de esta lectura algo muy ameno y entretenido. Con grandes batallas como la de Trafalgar y Dover para mantenerse fiel a nuestra historia aún con los dragones de por medio. El libro está dividido en tres partes que se podrían resumir en una palabra cada una. Primera: encuentro. Segunda: entrenamiento. Tercera: batallas.

Logra atraparte desde las primeras páginas y aunque a veces puedes perderte entre tanto término náutico, al final te acostumbras y pasan como una palabra más, en la casi impaciencia por pasar páginas y saber qué ocurrirá. Toda una trama de aventuras que encierra un sinfín de personajes, unos más destacables que otros pero todos importantes y memorables. Personajes redondos que no puedes esperar a conocer y saber más de ellos, con los que conectar y entender sus motivaciones y acciones. Dragones curiosos y muy listos que traerán de cabeza a sus cuidadores. Cómo llegan a conectar con sus cuidadores, las largas tardes de charlas y lecturas entre Temerario y Laurence, el gran cariño que se ve, su inteligencia y curiosidad infinita, sólo me hacen desear que existan de verdad y tener uno xD

Naomi logra de alguna forma atraer la atención, sorprenderte y emocionarte con su escritura. Consigue adentrarte en este mundo que mezcla realidad y ficción donde nada parece irreal, sino muy natural, donde refleja muy bien la costumbres de la época del siglo XIX, con un resultado deslumbrante. Lo mejor son las escenas de batalla, sin duda, logra crear una tensión pasmosa, bañando todo con emoción extrema y descripciones que llegan a poner los pelos de punta. La forma en que los dragones encajan en este mundo, está muy bien pensada, su alimentación, razas, formas, personalidad, su relación con los humanos y bueno todo. Es simplemente magnífica. La idea de las batallas aéreas del todo original.

Terminando ya, creo que no puedo recomendar este libro lo suficiente, tiene todo lo que necesita y no le falta de nada, personajes bien definidos, carismáticos, cercanos, una prosa elegante, gran inventiva, profundidad emocional. Definitivamente un gran libro, divertido, triste por momentos, brillante, adictivo, emocionante y lleno de acción. No puedo esperar a leer el siguiente.

Puntuación: 9,8

3 comentarios:

  1. ¡Guau, pedazo reseña! Yo también adoro a los dragones desde siempre, así que me ha encantado. Pienso leérmelo tarde o temprano, se me han puesto los pelos de punta con sólo imaginarme al dragón paseando entre los marineros para elegir al criador, jaja.

    ¡Mil gracias!

    ResponderEliminar
  2. Yo me he leído ya el primer libro, he tenido que detenerme varias veces en la tercera parte porque esta tan bien narrado que parece real en mi mente.

    En el segundo libro (donde voy) los chinos han puesto una queja de que un (me reservaré la raza) no puede estar bajo el mando de un soldado razón pues esa raza sólo es para emperadores y príncipes. Ya que Temerario, o Lung Tien Xiang en chino, no se quiere separar de Larence hasta el punto de atreverse a matar por esa causa, Larence se ve obliga a emprender un viaje de 8 mese y medio desde Escocia hasta Pekin, China.

    ResponderEliminar

Deja esas letras tuyas en este mundo extraño... :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...