31 mayo 2010

El libro de las cosas perdidas de John Connolly. Sigue a tus pesadillas...

Sinopsis: En su dormitorio del desván, David, un niño de doce años, llora la muerte de su madre. Está enfadado y solo, con la única compañía de los libros de sus estantes. Pero un día los libros empiezan a susurrarle en la oscuridad y, a medida que se refugia en los cuentos y la fantasía que su madre tanto amaba, descubre que el mundo real y el mundo imaginario comienzan a mezclarse. El Hombre Torcido ha venido a verlo, con una sonrisa burlona y palabras enigmáticas: «Bienvenido, majestad. Viva el nuevo rey».
Mientras la guerra se extiende por Europa, David aterriza de golpe en una tierra producto de su imaginación, pero aterradoramente real, un extraño reflejo de su propio mundo, donde campan a sus anchas lobos y gnomos, gigantes y princesas, y otras cosas peores. Un país de misterios, gobernado por un rey en decadencia que guarda sus secretos en un libro legendario...

Opinión: Desde el principio sabía lo que me iba a encontrar en este libro, los cuentos de hadas que todos conocemos pero en su versión original, más o menos, esos cuentos que se escribieron hace muchos muchísimos años y que pretendían enseñar más que entretener, esos cuentos que con el paso de los años se han ido dulcificando para los niños de hoy en día y conservando a su modo la historia de aquellos originales.

David es un niño que vive con sus padres en Londres, en medio de una gran guerra. Su madre está muy enferma y apenas puede levantarse de la cama, su padre en cambio trabaja descifrando mensajes codificados del enemigo. Llega un momento en que la madre de David está tan enferma que se la llevan a una especie de hospital, donde pasará sus últimos días. Pronto llegarán los ataques y las visitas al psicólogo del niño. Ahora que David y su padre están solos, empiezan a pasar más tiempo juntos, pero pronto la felicidad del niño se verá nublada por la aparición de Rose, la nueva novia de su padre, y se pondrá peor con la mudanza a casa de ésta y la llegada de su hermanastro Georgie. David quería mucho a su madre y no quiere que su recuerdo se pierda pero siente que Rose se está entrometiendo en la vida de ambos y que hace que su padre se olvide de su madre, por lo que el niño, impulsado por el dolor y la pena de la pérdida, pero principalmente por el miedo a perder también a su padre, se volverá grosero y maleducado y se refugiará en los libros que tiene en su habitación.

Una tarde tiene una fuerte pelea con Rose por la que será castigado, pero por la noche oirá a su madre llamándolo, saldrá de la casa y se meterá en un agujero del jardín caído llegando así a un nuevo y extraño mundo. Un fantástico mundo lleno de seres maravillosos y terroríficos donde los cuentos populares y de hadas se hacen realidad y las pesadillas cobran vida. Al llegar a ese nuevo mundo se encontrará con seres imposibles, medio hombres y medio lobos, los loups, que lo perseguirán durante mucho tiempo, también encontrará aliados en los que confiar y malvados y tramposos seres que intentarán engañarlo.

Verá pasar a los personajes de los libros que ha leído y se servirá de las historias de aquellos libros para superar obstáculos que le impiden llegar a su meta, el castillo del rey que tiene el libro de las cosas perdidas, con el que cree que puede volver a su mundo.
-Ah- dijo el enano, al parecer satisfecho por la respuesta, y siguió caminando-. Todos han oído hablar de ella: "Oh, Blancanieves, la que vive con los enanitos y los está dejando sin hogar de tanto comer. Ni siquiera supieron matarla en condiciones". Oh, sí, todos conocen a Blancanieves.
-Eeeh, ¿matarla? -preguntó David.
-Manzana envenenada -respondió el enano-. No fue muy bien, calculamos mal la dosis.
David es muy listo e ingenioso pero está tan obsesionado con encontrar a su madre en ese nuevo mundo al que ha llegado que a veces llega a cansar, aún sabiendo que está muerta no parará de buscarla, metiéndose en líos y problemas, no ya porque los busque, también es que le persiguen. En su viaje se encontrará con muchos peligros, será capturado por extraños y macabros cazadores, se enfrentará a sus pesadillas, tendrá que luchar en duras batallas y usar toda su astucia para librarse de los peligros con los que tropieza, pondrá fin a un maleficio y todo esto siempre con los loups tras sus pasos. Al final veremos como David ya no es un niño, veremos a lo largo de todo el libro cómo va creciendo y madurando, se va dando cuenta de que muchas cosas de las que hacía en su mundo no eran del todo correctas y de cómo es de verdad el mundo en el que vive, que las historias que ha leído no se parecen en nada a la realidad y aprenderá a valerse por si mismo y dejar atrás los miedos infantiles y ver la realidad de otro modo.

El libro es como una montaña rusa, a ratos parece muy plano llegando a aburrirme sobre todo al principio y por momentos la acción se dispara haciendo que no pudiera soltarlo. Pero en las primeras páginas las partes más animadas son algo escasas y al estar perdidas entre otras historias y sucesos se vuelve algo pesado de leer. Pasado esto, la tensión no baja nunca y te mantiene pegado a sus excitantes líneas siguiendo el viaje de David y descubriendo aquel mundo macabro y maravilloso.

Al finalizar la historia hay una entrevista con el autor, explicaciones sobre ciertos puntos del libro y las historias que en él podemos entrever y volver a leer las historias originales, bastante interesante la verdad.

Para terminar sólo he de decir que coincido con el autor, no es este un libro para niños, pero sí que es un libro magnífico donde otros reconoceremos aquellas historias que nos hicieron soñar cuando eramos niños, con una historia un tanto siniestra que engancha casi desde el principio y con un excelente viaje a través de los viejos cuentos.

Y unas cuantas líneas:


Sin embargo, las historias eran diferentes: cobraban vida al contarlas. Sin una voz humana que las leyera en voz alta o un par de ojos bien abiertos que las siguieran a la luz de una linterna bajo la manta, no tenían una existencia real en nuestro mundo. Eran como semillas en el pico de un pájaro, esperando caer en la tierra, o como las notas de una canción escrita en una partitura, deseando que un instrumento las convirtiese en música. Yacían dormidas, a la espera de una oportunidad para despertarse. Cuando una persona empezaba a leerlas, podían empezar a cambiar, podían echar raíces en la imaginación y transformar al lector.

Puntuación: 9

3 comentarios:

  1. Me encantó este libro (>.<) me dió mucha pena la niña de la botella,k el antigua rey le había dado al malo T^T pobrecilla!!!
    Besotes y cuidate!!!

    ResponderEliminar
  2. PUES SI QUE RARO QUE LO PÓNGAN POR QUE ESO NO SE DEBE HACER

    ResponderEliminar
  3. Yo ya leí el libro, y de verdad, aunque aqui diga muchas cosas, es un hermosisimo libro y te sorprende a cada pagina que cambias, te identificas con los personajes y al mismo tiempo te enamoras de ellos....

    ResponderEliminar

Deja esas letras tuyas en este mundo extraño... :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...